1. Conocer el punto de partida. El primer paso para tener una estrategia de sostenibilidad es conocer en qué áreas se está trabajando más intensamente y cuáles tienen todavía margen de mejora.

  2. Mejora continua: Para ayudar a las empresas a diseñar su estrategia, Apambu ofrece un listado con todas aquellas acciones y proyectos que la empresa podría desarrollar para mejorar su impacto social y ambiental.

  3. Construir un plan de acción: A partir del resultado del diagnóstico, Apambu permite diseñar un nuevo plan de acción a medida para la empresa, asignar los proyectos y hacer seguimiento de la evolución de las acciones.

  4. Saber la posición global de la empresa respecto a otras organizaciones. La puntuación del diagnóstico permite a las organizaciones hacer un “benchmark”, fácil y rápido, frente a otras compañías a nivel general o a nivel sectorial.

¿Encontró su respuesta?